cáncer de mama

Si hay una enfermedad que sigue siendo un problema en este siglo XXI y que afecta a muchas mujeres de todo el planeta es el cáncer de mama.

Muchas veces hemos oídos hablar de él, algunas veces incluso hemos comentado sobre él o hemos apoyado causas en su favor, pero la información que realmente tenemos sobre sobre el cáncer de mama es casi nula.

¿Qué es el cáncer de mama?

El cáncer de mama es una propagación de células malignas que están en los conductos mamarios.

El grave problema de esta enfermedad es que se reproduce sin ningún sin ningún tipo de control hasta extenderse a otras zonas del cuerpo como el cerebro, el pulmón, el hígado o los huesos.

Existen distintos tipos de cáncer de mama, según sea el origen donde empieza a desarrollarse. Algunos de ellos son:

Carcinoma ductal infiltrante: Este tumor es el más frecuente, ya que corresponde al 80% de los casos de cáncer de mama. Empieza en los conductos que llevan leche. Es un tumor invasivo, lo que quiere decir que se ha propagado hacia los tejidos mamarios cercanos.

El carcinoma ductal in situ: es el tipo de cáncer de mama no invasivo más común. A diferencia del anterior, no se extiende hacia otros tejidos más allá del conducto lácteo.

Carcinoma lobular invasivo: El segundo más frecuente. Este tipo de cáncer de mama lo suele sufrir entre un 10% y un 12% de los afectados y se gesta en los lobulillos que producen la leche.

Carcinomas papilares invasivos: Es un tumor muy poco habitual. Alrededor del 1-2% de los casos de cáncer de mama invasivo son de este tipo. Por lo general, se suele diagnosticar en mujeres en fase postmenopáusica.

Existen varias causas que explican el desarrollo del cáncer de mama. Algunos de los factores más importantes son:

  • Edad avanzada.
  • Haber tenido la regla siendo muy pequeña.
  • No haber dado nunca a luz.
  • Tener antecedentes familiares con cáncer de mama. De hecho, el 10 % de los casos diagnosticados se deben a causas genéticas heredadas.

Cómo detectar el cáncer de mama

Para detectar el cáncer de mama es muy importante acudir a tu revisión ginecológica anual y además, hacerte una autoexploración mamaria al menos una vez al mes.

Cuando hay la más mínima duda, los especialistas empezamos a hacer las diferentes pruebas médicas que nos ayudarán a descubrir o descartarlo. El instituto Nacional del cáncer de mama lo engloba perfectamente en estos 4 apartados:

Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para revisar el estado general de salud, identificar cualquier signo de enfermedad, como nódulos o cualquier otra cosa que no parezca habitual. También se tomarán datos sobre los hábitos de salud, así como los antecedentes de enfermedades y tratamientos anteriores.

Pruebas de laboratorio: procedimientos médicos en los que se toman muestras de tejido, sangre, orina u otras sustancias del cuerpo.

Procedimientos con imágenes: procedimientos que permiten captar imágenes de áreas internas del cuerpo.
• Pruebas genéticas: exámenes con los que se buscan ciertas mutaciones de genes(cambios) que se relacionan con algunos tipos de cáncer.

En definitiva, debes saber que el cáncer de mama es una enfermedad que afecta a un gran número de mujeres, por lo que es importante que te realices tus revisiones ginecológicas anuales y ante cualquier duda, síntoma o signo anómalo en los senos consultes con tu médico.