antojos en las embarazadas
«Son las tres de la mañana y tengo antojo de de pepinillos en vinagre con queso. Sí, estoy embarazada»
Frase como estas las dicen mucho las mujeres durante el embarazo (y si no que se lo pregunten a sus parejas, quienes muchas veces son los que satisfacen estos pequeños caprichos de las futuras mamás). Pero, ¿qué son los antojos? ¿Tienen alguna explicación científica? ¿Por qué se producen? ¿Es bueno satisfacerlos siempre? Sigue leyendo y no te quedes con la duda porque en la entrada de hoy te voy a explicar por qué se producen los antojos en las embarazadas.

¿Qué son los antojos?

Los antojos no son más que deseos pasajeros y generalmente caprichosos de algún tipo de alimento. Antojos y embarazo van de la mano durante los nueve meses, eso no se puede negar y a los datos me remito. El ochenta y cinco por ciento de las mujeres dicen haber tenido ganas de comer un alimento concreto durante el embarazo y lo más gracioso de todo es que, en ocasiones son comidas que, anteriormente o bien no le gustaba o no le llamaba especialmente la atención.

¿Qué causa los antojos en las embarazadas?

La respuesta es: no se sabe. A día de hoy la ciencia no ha dado una explicación clara y consistente a esta pregunta. De hecho existen varias teorías:

  1. Los cambios hormonales: una de las hipótesis para explicar la razón de ser de los antojos son precisamente las hormonas. Durante el embarazo el cuerpo experimenta una serie de cambios y transformaciones naturales que podrían provocar en la futura mamá nuevas necesidades. Por cierto que, de la misma manera que una mujer embarazada tiene deseos irrefrenables de comer algo insólito a horas intempestivas, también puede mostrar rechazos a determinados olores.
  2. La actividad cerebral: otra de las hipótesis más extendidas sobre la causa de los antojos apunta hacia que las área del cerebro que están relacionadas con el sentido del gusto están localizados muy próximas a las áreas que reciben los impulsos neriosos originados en el útero durante la gestación y el ciclo menstrual.

Cómo actuar ante los antojos de las futuras mamás

¿Hay que satisfacer todos los antojos? ¿Es malo para el bebé si no como lo que me pide el cuerpo? ¿Es peor la ansiedad que me genera las «ganas de» que el comerlo?…Pues bien, lo mejor que puedes hacer es  comer aquello que se te haya antojado pero con cabeza, es decir, asegúrate primero que no incumpla todo el decálogo de recomendaciones de la dieta que te ha recomendado tu ginecóloga. Si tu médico te prohíbe comer dulce durante el embarazo, por mucho que tengas ganas de comer un Donut, lo mejor será que busques un sustituto. En cualquier caso, si no satisfaces todos tus antojos al bebé no le pasará absolutamente nada. En este caso, satisfacer o no estos pequeños caprichos alimentarios es más gratificante para la mamá que para el pequeño que viene en camino.

Por cierto, uno de los antojos más comunes es el chocolate.

¿Y tú, qué antojos tienes o has tenido?