Consulta de la Doctora Peco Adrover

Archivos por Etiqueta: cáncer de mama

Cómo realizar una autoexploración mamaria

Una gran porcentaje de los cáncer de mama los detectan, sin saberlo, las propias pacientes gracias a palpación y a la autoexploración mamaria. Por eso, es tan importante que una mujer sepa examinarse y lo haga de forma habitual (una vez cada dos o tres meses es más que suficiente).  En la entrada de hoy te voy a explicar cómo realizar una autoexploración mamaria con unas sencillas pautas.

autoexploracion mamaria

Fuente imagen: Hoyvenezuela.info

PASOS PARA UNA AUTOEXPLORACIÓN MAMARIA

Si nunca te has hecho una autoexploración mamaria ni tienes idea de cómo empezar, te aconsejo que dejes de hacer lo que estés haciendo y te pongas ahora mismo a seguir estos sencillos pasos. Venga no esperes más, ponlo en práctica mientras lees este post. No tardarás más que un par de minutos…¡Vamos a ello!

Paso 1. Revisión de las mamas

Colócate frente a un espejo con el torso descubierto, los hombros rectos y los brazos apoyados en la cadera. Lo que coloquialmente se conoce como «posición de jarra». Una vez en posición, mírate con detenimiento los senos y busca, sin obsesionarte, cosas que te  puedan llamar la atención. Fíjate sobre todo, en que el tamaño, la forma y el color de las mamas son normales. Tómate tu tiempo para hacerlo y asegúrate de que no presentan inflamaciones, que no hay hundimiento del pezón o alguna erosión inusual. Presta también especial atención a si te sale algún tipo de líquido de los pezones. Si es así, toma nota de su aspecto y díselo a tu ginecóloga.

Paso 2. Palpación mamaria

Vamos ahora con la palpación en sí misma. Imagínate que la mama está dividida en 4 partes. Pues bien, la mano del lado de la misma mama que nos vamos a examinar, la vamos a colocar detrás de la cabeza. Con la mano que tenemos disponible vamos a utilizar todos los dedos para explorar la mama. Para ello vamos a hacer un masaje alrededor de la misma de forma circular en busca de bultos o protuberancias anormales.

Paso 3. Palpación de la axila

Antes de terminar vamos a continuar la palpación de la mama, por la axila. Haz exactamente lo mismo que en el pecho pero en la zona de la axila. Masajea suavemente y trata de detectar si hay algún bulto o si hay dolor.

Paso 4. Autoexploración en cama

Una vez que te hayas revisado las dos mamas estando de pie, acuéstate en la cama. Bien…¿ya estás colocada? Pues ahora coloca tu mano derecha sobre tu seno izquierdo, y tu mano izquierda sobre el seno derecho y vuelve a masajearlos haciendo pequeños círculos, con las yemas de los dedos.

Para asegurarte que no dejas ninguna parte del pecho sin explorar puedes seguir una especie de «hoja de ruta» o patrón. Por ejemplo puedes empezar por la parte alta del pecho haciendo círculos pequeños bordeando la mama hasta acabar en el pezón. También puedes hacerlo moviendo los dedos verticalmente de arriba abajo. En general, este es el método preferido por la mayoría de mis pacientes, pero hay más opciones igual de válidas. Lo más importante es que te asegures de tocar, de palpar todo el tejido mamario para una correcta autoexploración.

Recuerda que, aunque cuides tu cuerpo y estés pendiente de posibles anomalías, la visita al ginecólogo es obligada una vez al año. Realmente solo el ginecólogo, gracias a las pruebas que se realizan en las revisiones ginecológicas anuales sabrá si estás bien o si por el contrario hay que hacerte más pruebas para descartar cualquier posible enfermedad enfermedad.

La importancia de la revisión ginecológica anual

revision-ginecologica

Seguro que has escuchado mil veces a madres, amigas, abuelas aquello de «es muy importante hacerse una revisión ginecológica al menos una vez al año«. Pues así es, pero muy probablemente quienes te lo dicen, ni siquiera hagan casos de sus propios consejos.

Acudir a la consulta ginecológica desde siempre ha provocado miedo o pudor en muchas pacientes. Obviamente a nadie nos gusta «ir a los médicos», pero sinceramente qué es mejor ¿estar controlado y saber que estás sana o tener  que atajar un problema cuando la solución ya es difícil? La respuesta está clara, ¿no?

No es ninguna tontería…La revisión ginecológica anual puede ayudar a prevenir muchas enfermedades, entre ellas, el cáncer de mama o el cáncer de útero. Hay alteraciones que no muestran síntomas ni se manifiestan  hasta que ya está avanza la enfermedad, lo que dificulta el tratamiento y, por su puesto, aumenta la gravedad.

Una de las preguntas que más suelen hacerme mis pacientes es a partir de qué edad hay que empezar a hacerse estas revisiones de forma periódica. Pues bien, la visita al ginecólogo debe empezar a hacerse regularmente con el inicio de la vida sexual de la mujer o  una vez se cumplen los 25 años. A partir de este momento, no hay excusas buenas para no acudir a tu cita anual.

revision-ginecologica

¿En qué consiste una revisión ginecológica anual?

Antes de explicarte en que consiste una exploración ginecológica rutinaria voy a darte una buena noticia:

«La revisión ginecológica no duele absolutamente nada».

Dicho esto paso a explicarte en qué consiste esta exploración.

  1. Informe médico: El primer paso consiste en hacerle una una pequeña entrevista a  la paciente para conocer su historial médico. Conocer los antecedentes clínicos es muy importante para nosotros: enfermedades, embarazos, tipo de menstruación, fármacos, etc.
  2. Exploración genital: Gracias al examen genital podemos revisar  la vagina, el cérvix, el  cuello del útero, el útero y los ovarios. Podemos decir que hay dos fases. En la primera utilizaremos un aparato llamado espéculo que al introducirlo nos va a permitir observar la pared vaginal y el cuello del útero para poder descubrir posibles lesiones. Se recogerán muestras mediante una citología que se llevarán a analizar y descartará posibles alteraciones en la paciente.  En la segunda fase, analizaremos cómo están el útero y los ovarios de la mujer, para saber la forma, situación o tamaño de los mismos. Esto se hace mediante una ecografía y una palpación médica, ambas cosas, indoloras.
  3. Exploración mamaria: Los bultos en el pecho son una de las causas más frecuentes por las que las mujeres acuden al ginecólogo. Con la exploración mamaria rutinaria el especialista hará una palpación mamaria  en busca de bultos extraños o anomalías, que precisen de un análisis mayor. Pero tranquilas, no siempre estos bultos son malignos, en muchas ocasiones son quistes benignos o fibroadenomas que no revisten gravedad.
  4.  Solicitud de analíticas complementarias. Si la paciente no se ha hecho ninguna extracción en el último año, pedimos una analítica completa para ver su estado de salud desde distintas perspectivas. Lo habitual es solicitar un estudio general de la sangre (coagulación, hígado, colesterol,  hormonas si fuera necesario, etc).
  5.  Estudios complementarios. Según ciertos factores, como la edad de la paciente o los antecedentes personales y familiares,  se le pueden pedir estudios complementarios  como por ejemplo, ecografía de mama en menores de 40 años, mamografía y ecografía en mayores de 40, densitometría en pacientes postmenopausicas, etc.

Como decía al comienzo de este post, a nadie nos gusta ir a los médicos, ni siquiera a los propios médicos, pero está claro que por unos minutos de incomodidad podemos estar tranquilos durante mucho más tiempo, sabiendo que tu salud no está en juego.

Así que, ya lo sabes, deja el pudor a un lado y visita a tu ginecólogo.

Sígueme en Facebook

 

¡Bienvenidos al blog de la doctora Peco!

 

Hoy es un día muy feliz para mí. Feliz porque puedo gritar a los cuatro vientos que mi consulta ya tiene página web y blog. Pero antes de seguir, me presento. Soy la doctora Soledad Peco Adrover, especialista en ginecología, obstetricia y patología de la mama. ¡Bienvenidos!

Después de mucho tiempo estudiándolo y dándole vueltas, he decidido poner en marcha este proyecto para ofrecer a todas las mujeres que estén interesadas, un acceso fácil, personalizado y eficaz a diagnósticos y tratamientos relacionados con la ginecología, la obstetricia y la patología de la mama. 

Leer más ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies