Si acabas de saber que estás esperando un bebé, antes de nada ¡felicidades!. Un bebé deseado es probablemente una de las mayores ilusiones que puede tener una mujer en la vida. Saber que una vida crece dentro de ti es apasionante, pero requiere de mucha madurez y paciencia para los próximos días y meses que te esperan por delante. Muchas mamás han pasado por mi consulta con mareos, náuseas y malestar general en las primeras semanas que les lleva a agobiarse más de la cuenta. No pasa nada, no es nada grave aunque sí molesto, para que nos vamos a engañar. De todas formas, como sé que os preocupa – y mucho-  en la entrada de hoy he preparado 6 consejos para el primer trimestre de embarazo que te ayudarán a sobrellevarlo muchísimo mejor.

primer-trimestre-de-embarazo

6 CONSEJOS PARA EL PRIMER TRIMESTRE DE EMBARAZO

El primer trimestre del embarazo suele ser una de las etapas más difíciles del embarazo y una de las más importantes ya que el feto está en plena formación. Si eres madre primeriza estos consejos te ayudaran a llevar el primer trimestre del embarazo de una manera más fácil y con más naturalidad. Si ya tienes hijos pero estás esperando un hermanito para ellos, no está demás que refresques un poco la memoria ya que cada embarazo suele ser diferente. Toma nota y verás qué bien superas estos 3 primeros meses.

  1. Consigue una buena ginecóloga/o: Es muy importante que tengas confianza en tu ginecólogo. Si no te sientes cómoda con él/ella, cámbiate sin pensarlo, ya que durante los próximos 9 meses será él/ella quien se encargue de supervisarlos a ti y al bebé. Lo ideal sería que el propio especialista que te ha llevado el embarazo  sea quien pueda asistirte en el parto. En mi caso, no en todas las consultas donde trato a las pacientes puedo atender partos porque no hay quirófanos, sin embargo, informo a mis pacientes de las clínicas dónde las puedo atender cuando vayan a dar a luz
  2. Pruebas médicas: Durante el primer trimestre de embarazo se realizarán algunas pruebas médicas (ecografías, análisis de sangre, azúcar…) para determinar en qué estado os encontráis el bebe y tú. Si todo está bien, lo normal es que tú médico te aconseje llevar una vida normal, sin excesos, pero normal. En determinados casos habrá que pedirle a la paciente que lleve una dieta específica o se le aconsejará no comer ciertos alimentos como el jamón. Pero nada grave. 
  3. ¿Tomas medicación? Dínoslo: Es importante que la ginecóloga que lleve tu embarazo sepa si estas tomando algún fármaco. Aunque muchos medicamentos o sustancias puedan parecerte inocuas, en la mayoría de los casos no lo son para un feto. Lo normal es que el especialista te pregunte si te estás tratando para alguna enfermedad, pero si no es así, no te olvides decirle qué tipo de fármacos te estás tomando.
  4. ¡Tomate tus descansos!: Lo más seguro es que te sientas un poco cansada durante el primer trimestre del embarazo, es lo normal. Así que no te sientas mal si tienes que tomarte más descansos de lo habitual. Para combatir ese agotamiento general y para enfrentarse mejor al embarazo se recomienda tomar vitaminas, incluso antes de quedarte embarazada, para preparar a tu cuerpo. El yodo y el ácido fólico son dos indispensables de esta nueva etapa.
  5. Cuida tu peso. No caigas en la tentación de aprovechar que estás embarazada para comerte lo que no te has comido en los últimos años. Cuida lo que comes, ahora más que nunca. Los antojos existen, pero se pueden controlar. Date el gustazo de satisfacer algunos pero trata de controlar.  Es todo cuestión de cabeza.
  6. Nada de alcohol: Puede que sea una obviedad decirlo, pero durante el embarazo hay que evitar el consumo de alcohol, sobre todo durante el primer trimestre ya que es cuando se están formando los órganos de tu bebe. Existe una enfermedad llamada síndrome de alcoholismo fetal que se produce por la ingesta de bebidas alcohólicas. En resumen: nada de copas, cañas o vinos durante 9 meses.
  7. Practica deporte con controlDurante el embarazo es posible practicar deporte, pero a un nivel mucho más suave que de forma habitual. Evita los sobre esfuerzos, las pesas y toda actividad deportiva que sea de fuerte impacto. Por el contrario, puedes aprovechar para descubrir nuevos deportes como el yoga o el pilates. Otro buen ejercicio para las embarazadas son las caminatas largas a buen ritmo. Practicar deporte durante el embarazo ayuda mucho en el momento del parto. Así que ya lo sabes, coge tus zapatillas y haz ejercicio. Además, es otra buena forma de mantener el peso a raya.