deporte durante el embarazo

 

 

¡Hola a todas!

En la última entrada de mi blog, respondía a 5 de las preguntas más frecuentes de las embarazadas y entre ellas estaba si era posible hacer deporte durante el embarazo, o no. En aquel momento me comprometí a escribir esta entrada en la que hablaremos de qué tipos de ejercicios podemos hacer para no dejar de estar en forma, ni estando embarazada.

Pues ponte las mallas y unas zapatillas cómodas que empezamos.

Deporte durante el embarazo: consideraciones previas

Antes de entrar de lleno al mundo fitness, quiero dejar claro que si tienes un embarazo normal puedes hacer deporte hasta el último momento. Pero recuerda, durante el primer trimestre vas a tener más probabilidades de sufrir un aborto, por lo que procura evitar esfuerzos excesivos; el segundo trimestre es de menos riesgos, sin embargo, la barriguita va a empezar a pesar y, por tanto, te va a costar más practicar deporte. El último trimestre, por mucho que queramos, casi con toda probabilidad lo que mejor podrás hacer será andar, nadar y actividades suaves.

  • Deporte con constancia y moderación. La regularidad es imprescindible para que el cuerpo vaya adaptándose a los cambios y a los nuevos hábitos deportivos. Si antes de quedarte embarazada, entrenabas durante largas jornadas, ahora vas a tener que ser un poco más moderada, sobre todo porque te lo pedirá el cuerpo. Eso sí, trata de reservar una horita al día para hacer ejercicios suaves.
  • Nada de competir hasta nueva orden: Aunque nos sintamos fuertes y enérgicas y ligeras los primeros meses, es mejor reducir la marcha que le metemos al cuerpo. Deja las competiciones para cuando tu cuerpo se haya recuperado del parto y hasta entonces, entrena con más calma y disfruta del deporte.
  • Mejor evitar los deportes de contacto: El karate, el judo o el taekwondo no son precisamente los deportes más recomendables para practicar durante el embarazo. Si eres una aficionada a las artes marciales o a los deportes de riesgo como el rafting, el paracaidismo o el parapente,  te recomiendo que vayas buscando alternativas. Evitar los golpes es primordial para el bebé y para ti.
  • Escucha a tu cuerpo: A pesar de que el deporte durante el embarazo está más que recomendado, es importante que escuches las señales de tu cuerpo. Si está cansado, no lo agotes ni lo fuerces, descansa. También lo necesita. De hecho, igual de importante que es entrenar, lo es el descanso. Si no dejamos un impass para que la musculatura se recupere, nuestra forma física tampoco mejorará. Así que ya sabes,  deja uno o dos días a la semana sin practicar ejercicio.

Los mejores deportes durante el embarazo

Sin duda, los mejores deportes durante el embarazo son:

  1. Caminar:

    20 o 30 minutos de caminata diaria te sentarán fenomenal y te ayudarán mucho de cara al parto. Además, no hace falta que estés en forma ya que poco a poco la irás cogiendo. La clave, la constancia.

  2. Nadar:

    La natación es otro ejercicio que sienta muy bien a las embarazadas. Es suave y no cargas peso en las piernas, con lo que ayuda a prevenir la hinchazón. Además, cuando terminas la sensación de relax os sentará genial tanto a ti como a tu bebé. 

  3. Yoga:

    Ayuda a reducir el estrés y mejora la flexibilidad y el equilibrio mental y corporal.

  4. Bicicleta estática:

    Incido en lo de estática para evitar golpes y caídas. La bici es un buen deporte porque no carga las articulaciones y fomenta el trabajo cardiovascular.